“El mal de amor” tiene cura, siete pasos para lograrlo

Es hermoso estar enamorado, sentir mariposas en el estómago, escuchar que nos digan al oído frases de amor, recibir cartas, ect. Pero ¿qué debemos hacer cuando terminamos una relación, cuando ya no hay amor?

El mal de amores deja heridas en el alma de aquel que se siente defraudado y decepcionado por la ruptura o el triste final de la historia. Recopilamos siete ideas publicada por Guioteca para aliviar las heridas del corazón causadas por un amor no correspondido:

1. En primer lugar, borra de tu mapa del mundo todos los recuerdos materiales que conserves de la otra persona. Elimina de tu teléfono móvil sus mensajes de texto, borra de tu agenda su número de teléfono, rompe las fotografías, guarda en el trastero los regalos…

2. Reconoce tus sentimientos y sé sincero contigo mismo. Existen personas que aunque tienen el corazón herido prefieren hacer como si no hubiese pasado nada. En este sentido, ten en cuenta que puedes engañar a los demás pero nunca podrás engañarte a ti mismo.

3. No te empeñes en luchar por una historia que no da más de sí y centra toda esa energía en cuidar de ti y hacer que tu vida sea lo más agradable posible. Busca más tiempo para el ocio.

4. Busca momentos de silencio absoluto en los que puedas dialogar contigo mismo (a) o dejar la mente en blanco. Practica la meditación. Cuando tu mente te juegue malas pasadas pensando únicamente en lo que has perdido, realiza el ejercicio consciente de valorar todo lo que tienes.

5. Busca ocupaciones con las que mantenerte distraído pero no al punto de no tener un tiempo de calma para ti.

6. El tiempo alivia las heridas poco a poco. Dentro de cinco meses te sentirás mejor. Recuerda que cada persona tiene su ritmo.

7. El amor de tus amigos, de tu familia y tu autoestima propia, es un remedio para aliviar el mal de amores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll UpScroll Up